Sitios Estáticos vs. Portales Dinámicos: ¿Cuál es la diferencia?

Los sitios web y los portales son sinónimo de negocios, ya sea una organización B2B o B2C, nacional o global.

Según el informe State of Inbound Marketing de HubSpot, los sitios web públicos son el segundo canal más importante, si no el principal tipo de interacción que una empresa puede tener con sus clientes y/o audiencias internas.

Y no estamos hablando de un sitio web cualquiera. Las organizaciones deben invertir en diseños de sitios web que satisfagan las necesidades de los consumidores de hoy en día y proporcionen una experiencia digital rica. Ahora se espera que las grandes organizaciones y empresas ofrezcan experiencias digitales como parte de sus productos y servicios.

Al fin y al cabo, los sitios web y los portales están en funcionamiento 24/7 y desempeñan un papel crucial a la hora de establecer la autoridad, la credibilidad y la marca de tu empresa en línea, además de ofrecer bienes y servicios directamente a su público.

En este artículo, compararemos y contrastaremos los sitios web estáticos con los portales dinámicos para que puedas decidir qué tipo se ajusta mejor a los resultados de tu negocio.

Static website vs. Dynamic portal

Cinco diferencias entre los Sitios Web Estáticos y los Portales Dinámicos

Las organizaciones suelen prestar poca atención al diseño de sus sitios web. Tradicionalmente, buscan una solución rentable que pueda construirse y lanzarse en poco tiempo. Sin embargo, estos sitios web pueden limitar el potencial de crecimiento a largo plazo.

1. Contenido Estático vs. Experiencias Digitales Sólidas

En primer lugar, muchos sitios web estáticos todavía se construyen con hard code o utilizan un simple CMS. Su principal objetivo es informar a los usuarios o clientes potenciales en lugar de interactuar con ellos directamente. Como resultado, el contenido sigue siendo el mismo, independientemente de la intención o la entrada del usuario. Y, como los visitantes no pueden interactuar con ese contenido—como concertar una cita, calcular los costos o simplemente hacer una compra—, los sitios web estáticos no pueden ofrecer una experiencia digital rica y sólida.

En cambio, los portales dinámicos se adaptan a cada usuario en función de sus atributos (como la edad, la ubicación o el idioma) o del momento en que se encuentre.

El compromiso, la interactividad y la personalización son algunas de las principales características de las experiencias digitales modernas. Piensa en un cliente que añade varios productos a su carrito en un sitio web de comercio electrónico, pero que no completa la transacción. Cuando vuelva al sitio web, se le recordarán los productos de su cesta y se le incitará a seguir comprando.

El objetivo de los portales dinámicos es ofrecer experiencias digitales adaptadas a los usuarios, presentándoles contenidos relevantes e impulsando su compromiso o empujándolos hacia la conversión.

2. Sistema CMS vs. Plataforma de Experiencia Digital para la actualización de contenidos

Otra diferencia crucial entre los sitios web estáticos y los portales dinámicos tiene que ver con la forma de actualizar los contenidos. Los sitios web estáticos utilizan un sistema de gestión de contenidos (CMS) para mantener, gestionar y editar el contenido. Sin embargo, aquí está el problema.

El CMS sólo se centra en las capacidades básicas de gestión de contenidos, como la edición, la publicación o la programación.

En comparación, los portales pueden implementarse aprovechando las Plataformas de Experiencia Digital (DXP). Este tipo de software proporciona un conjunto completo de herramientas para gestionar el contenido a escala, como la gestión de versiones, los flujos de trabajo de aprobación, la automatización, el contenido en múltiples idiomas, la programación de la caducidad del contenido, los diseños contextuales, etc. También están diseñadas para tener múltiples autores de contenido y diferentes niveles de permisos, así como para ser multitenancy, es decir, gestionar y actualizar múltiples sitios y portales desde una única plataforma. Teniendo en cuenta esto, los DXP son los más adecuados para las grandes organizaciones.

Los portales dinámicos te permiten hacer más cosas gracias a su alta funcionalidad; así, añadir nuevos contenidos y gestionar los existentes es bastante fácil y no requiere muchos conocimientos técnicos ni codificación.

3. Contenido Estático vs. Contenido Dinámico para audiencias específicas

Los sitios web estáticos suelen tener un contenido fijo que no cambia en función de la ubicación de los visitantes u otros datos demográficos. Este tipo de contenido es útil para los canales informativos que no requieren actualizaciones frecuentes, ya que los visitantes siempre serán recibidos con el mismo texto y los mismos elementos visuales.

Pero eso no es lo que quiere la mayoría de los consumidores.

El 90 % de los usuarios están dispuestos a desprenderse de su información de comportamiento a cambio de una experiencia de compra más cómoda y personalizada. Por lo tanto, se necesita un portal dinámico que pueda adaptar el contenido según los distintos grupos de usuarios en función de lo siguiente:

  • La ubicación de los usuarios;
  • La actividad anterior y actual en el sitio web;
  • El dispositivo que utilizan para acceder a su sitio web;
  • El idioma del navegador.

Los portales autentificados también pueden dirigirse a los atributos de los clientes o empleados, como la antigüedad, el departamento, los productos que han comprado, entre otros atributos, y crear una experiencia hiperpersonalizada. El público de tu empresa quiere una experiencia de cliente excepcional, y los portales dinámicos te ayudan a ofrecerla.

4. Orientación al Contenido vs. Orientación a la Acción

Volviendo al debate CMS vs. DXP, los sitios web estáticos tienen otro inconveniente relacionado con el contenido accionable.

El contenido accionable proporciona a los visitantes un valor real y los motiva a actuar. Piensa que hoy en día es posible comprar un producto, reservar una cita, tener una evaluación o valoración con una videollamada, contactar con soporte técnico o devolver productos, todo ello a través de canales online.

Sin embargo, los sitios web estáticos se centran en contenidos que informan a los usuarios en lugar de mostrarles cómo hacer algo. Sólo sirven para un propósito: mostrar información básica, pero no dan en el clavo en cuanto al cambio de paradigma en el consumo y la recepción de contenidos.

Los usuarios, más que nunca, quieren hacer mucho más y mejor a través de tus canales. En otras palabras, el contenido estático y no accionable ofrecido a través de CMS no satisface el deseo de la audiencia de lograr algo con poco o ningún esfuerzo. Muchos sitios web estáticos se basan en cerrar las compras a través del servicio de atención al cliente o los centros de llamadas, lo que añade un paso más a los ingresos.

Ocurre lo contrario con los portales dinámicos. Están orientados a la acción, lo que significa que no sólo abordan los puntos débiles de los clientes, sino que también comunican y guían al usuario hacia sus objetivos, e incluso le proporcionan funcionalidades y herramientas que le ayudan a alcanzarlos. Los portales digitales son vastos en multimedia y están diseñados para conducir al visitante hacia la acción deseada.

5. Arquitectura de la Información Simple vs. Dinámica

Por último, los sitios web estáticos tienen una Arquitectura de la Información Simple, mientras que los portales que cuentan con una Arquitectura de la Información Dinámica que permite segmentar los contenidos.

La Arquitectura de la Información Simple se centra únicamente en el aspecto «editorial» del contenido. Cómo gestionar, ordenar y mostrar un flujo de contenidos.

Una Arquitectura de la Información dinámica no se parece en nada a un CMS tradicional. Los portales construidos con una AI dinámica ofrecen contenidos en función de lo que el usuario está haciendo en el sitio o de quién es. Si tienes un sitio web con numerosos recursos y mucho contenido, necesitas una Arquitectura de la Información eficaz que esté profundamente arraigada en la comprensión de las necesidades de los usuarios y priorice su satisfacción. Lo mismo se aplica a los ecosistemas digitales que planean escalar—como la gestión de múltiples sitios, portales y aplicaciones móviles—o el uso de una Plataforma de Experiencia Digital con un enfoque sin cabeza.

Este enfoque no solo le ayuda a gestionar y presentar mejor su contenido, sino que también facilita la navegación, la capacidad de búsqueda, las relaciones contextuales, la gobernanza e incluso la automatización.

En resumen

No hay una respuesta correcta o incorrecta a la hora de elegir sitios web estáticos vs. portales dinámicos. Al fin y al cabo, la mejor opción será la que se adapte a su modelo de negocio, sus ambiciones y su visión de futuro.

Sin embargo, es esencial tener en cuenta que los sitios web estáticos sólo pueden funcionar para las pequeñas empresas con una página de aterrizaje y unas pocas páginas de apoyo para la información de contacto y los servicios principales. Si lo que buscas es construir un negocio próspero y verdaderamente Digital-First y quieres relacionarte con tu público para hacer crecer tu negocio, los portales dinámicos son el camino a seguir.

Si estás buscando una solución robusta para atender el contenido de las audiencias de tu negocio, o llevar tu Plataforma de Experiencia Digital al siguiente nivel, ponte en contacto con nuestro equipo hoy mismo.

1800 1201 Base22 Staff
Start Typing